boligrafo

LA HISTORIA Y RECORRIDO DEL BOLÍGRAFO

La creación de la pluma ha facilitado esencialmente la base misma de nuestra civilización. Es a través de la escritura que hemos sido capaces de crear, compartir y aprender.

Los bolígrafos han hecho posible retener y comunicar el conocimiento y la información y crear obras de arte. Los escritos de Shakespeare y Milton no existirían si no tuvieran las herramientas para inmortalizarlos físicamente de alguna manera.

Hoy en día, hay muchas opciones cuando se trata de bolígrafos. ¿Pero cómo empezó todo esto? Hemos echado un vistazo a la historia y la evolución de la pluma. Así que, si te gustan los viajes en el tiempo… ¡Acompáñanos!

¿QUIÉN INVENTÓ EL BOLÍGRAFO?

Hay varias respuestas diferentes a esta pregunta debido a los diferentes tipos de bolígrafos que hay disponibles en el siglo XXI.

Sin embargo, los primeros en inventar el bolígrafo como herramienta básica para escribir fueron los antiguos egipcios. La pieza más antigua de escritura en papiro data del 2000 AC. Esta evidencia sugiere que fueron los primeros en crear una herramienta que les permitió hacer su lenguaje tangible y permanente.

Para responder a la pregunta con mayor profundidad y abordar cada invento en particular, hemos reunido una línea de tiempo en profundidad de la evolución de la pluma:

LÍNEA DE TIEMPO DE LA PLUMA Y EL BOLÍGRAFO

2000 A.C.: PLUMA DE CAÑA EGIPCIA

Para escribir en pergamino y papiro, los egipcios crearon una pluma de caña. Estos primeros bolígrafos fueron creados a partir de tallos tubulares huecos de las hierbas de los pantanos, especialmente de la planta de bambú.

Uno de los extremos de esta herramienta se cortaba en forma de pluma o punta y luego el tallo de la caña se llenaba de un líquido para escribir que fluía hasta la pluma cuando se la apretase.

600 D.C: PLUMA DE PLUMA

De todos los instrumentos de escritura, la pluma de pluma (valga la redundancia) se usó durante el período más largo de la historia, desde el siglo VII al XIX. Los europeos usaron plumas de pájaro para producir este instrumento; las mejores plumas fueron las tomadas de cisnes, pavos y gansos vivos.

Estas plumas se secaban con un calor suave para eliminar cualquier aceite que pudiera interferir con la tinta. A continuación, el extremo de la pluma debe ser moldeado y afilado con un cuchillo. Esto se sumergió en un tintero para llenar el eje hueco de la pluma que actúa como un depósito.

Estas plumas de tinta eran duraderas, pero tenían que ser afiladas a menudo. Para ello, el escritor necesitaba un cuchillo específico, que es donde se originó el término «cortaplumas». Este tipo de pluma también cambió la forma en que la gente escribía. Al principio, el lenguaje se escribía usando todas las mayúsculas, pero a medida que el bolígrafo se hizo más suave de usar, desarrollaron estilos más rápidos, estilos más decorativos de escritura con letras más pequeñas.

1822: BOLÍGRAFO DE PUNTA DE ACERO

El reinado de la pluma terminó cuando John Mitchell de Birmingham comenzó a desarrollar un bolígrafo de acero hecho a máquina a escala masiva.

Estas seguían siendo plumas de tinta y funcionaban de la misma manera que la pluma, necesitando ser sumergidas en tinta, pero eran más resistentes y mucho más baratas. Su popularidad despegó y los historiadores creen que en la década de 1850 la mitad de las plumas de inmersión fueron hechas en Birmingham. Incluso al desarrollo de la educación y la alfabetización se le pueden atribuir estos instrumentos de escritura más accesibles.

Aunque este fue el punto de producción en masa y de popularidad de la pluma de acero, los arqueólogos han descubierto plumines de metal en el Antiguo Egipto y puntas de pluma de bronce en las ruinas de Pompeya, que datan de alrededor del año 79.

1827: PLUMA ESTILOGRÁFICA

La frustración es la verdadera madre de la invención, y así es precisamente como surgió la pluma estilográfica. El inconveniente de tener que seguir sumergiendo una pluma para reponer su suministro de tinta alimentó la creación de la pluma estilográfica, que se mantiene en un depósito y lo pasa a través del plumín.

Fue el primer Petrache Poenaru, un inventor rumano, quien recibió una patente por el invento de la primera pluma estilográfica con un barril de tinta en 1827. Sin embargo, el diseño nunca se perfeccionó y tenía grandes defectos: el flujo de tinta no estaba regulado y resultaba o bien sin tinta o bien borrado

Fue en 1884 cuando Lewis Edson Waterman desarrolló y obtuvo una patente para la pluma estilográfica de tres canales de alimentación de tinta. El diseño aseguraba un flujo de tinta suave durante la escritura, y revolucionó la pluma en una herramienta portátil.

A lo largo del siglo XX, el diseño sufrió varias innovaciones, entre ellas el uso de un cartucho de tinta reemplazable y recargable y una gama de plumas estilográficas de plástico, metal y madera.

1888: HISTORIA DEL BOLÍGRAFO

El bolígrafo fue un punto de inflexión en la evolución de la pluma que nos lleva hasta el día de hoy. Era un bolígrafo duradero y más conveniente que podía escribir en superficies como madera, cartón e incluso bajo el agua. En ese momento, durante el siglo XIX, fue una revelación que esencialmente puso fin a la era de la escritura con tinta.

Hoy en día es el bolígrafo más popular y ampliamente utilizado, el bolígrafo tiene una interesante historia que se relaciona por primera vez con el inventor americano John H. Loud. Loud recibió una patente – una de muchas durante las etapas de desarrollo – pero aún así el diseño nunca produjo un flujo de tinta satisfactorio para el escritor.

No fue hasta un par de décadas más tarde, en el decenio de 1930, que Lazlo Biro, un periodista húngaro que vivía en la Argentina durante la Segunda Guerra Mundial, hizo otro intento con el bolígrafo.

Como periodista, estaba muy familiarizado con el fastidio de la tinta manchando el papel. Se le ocurrió la idea de usar tinta de secado rápido en lugar de la habitual tinta de la India e introducir una pequeña bola de metal que giraba. La bola funcionaría para evitar que el bolígrafo se secara y distribuiría la tinta suavemente.

En 1943, a Lazlo y a su hermano Georg, un químico, se les concedió una nueva patente. Continuaron con sus primeros modelos comerciales: los bolígrafos Biro – ahora un nombre familiar que se ha convertido en sinónimo de bolígrafo. El gobierno británico compró los derechos de los bolígrafos para que fueran utilizados por las tripulaciones de la Real Fuerza Aérea. Favorecían el bolígrafo ya que era más robusto y podía escribir a grandes alturas, a diferencia de la pluma estilográfica que se inundaba en esas condiciones. El Biro tuvo tanto éxito en la RAF que fue utilizado ampliamente por los militares, lo que lo llevó al nivel de popularidad que aún tiene hoy en día.
Diferentes tipos de plumas

Desde estos avances clave en el diseño de plumas, cada una de ellas continúa siendo modificada.

Por ejemplo, el roller fue inventado en los años 80 por la compañía japonesa Ohto. El rollerball tiene el mismo diseño que el bolígrafo, pero en su lugar utiliza tinta líquida a base de agua o gel que proporciona un estilo de escritura muy similar al de la pluma estilográfica.

Las plumas estilográficas siguen siendo utilizadas y admiradas, aunque estas plumas de tinta recargables son a menudo vistas como artículos de colección. Algunas de las tintas más caras de las plumas estilográficas pueden costar alrededor de más de 30€, pero las plumas más caras cuestan más de 100.000€… y bueno, ya hablamos en otro artículo sobre el bolígrafo más caro del mundo.

Otros desarrollos incluyen el moderno bolígrafo con punta de fieltro que fue desarrollado por el Yukio Hore. Estos bolígrafos se utilizan en muchos entornos creativos y son famosos por su capacidad para escribir en muchas superficies diferentes – incluso se han desarrollado en marcadores permanentes o adecuados para superficies específicas como los CDs.

Incluso en la era de la tecnología, el bolígrafo sigue siendo una herramienta crucial dentro de nuestra sociedad. El acto de escribir ha formado una parte muy singular de nuestra cultura y humanidad. La amplia gama de bolígrafos sigue siendo utilizada en muchas facetas diferentes de la vida, desde el hombre de negocios hasta los creativos por igual.

¿Te gustan los bolígrafos? ¿Quieres que te ayudemos a elegir el mejor para ti? Ven a Officemat o visita nuestra tienda online. Estamos para ayudarte.

NO COMMENTS

POST A COMMENT

Síguenos en las redes Sociales:
Contacto:
  • DISPROFFICE, S.L.
  • C/ Falguera, nº 37A
  • 08980 SANT FELIU DE LLOBREGAT
  • Teléfono 93.511.64.60
  • Fax. 93.512.14.33
  • pedidos@officemat.es
  • CIF: B65142507
Legal

Horario
  • De lunes a viernes de 9:30 a 13:30 y de 16:30 a 20h
    Sábados de 10 a 14h


Desarrollo por WebLowCostBCN